"

ANÁLISIS: The Callisto Protocol.

ANÁLISIS: The Callisto Protocol.
ANÁLISIS: The Callisto Protocol.


El padre de Dead Space vuelve con una aventura de terror espacial muy inspirada en ese juego, que nos lleva a una época que extrañamos, cuando los juegos podían ser lineales, entretenidos y contarnos unas buenas historias.



The Callisto Protocol toma como base al clásico Dead Space de 2011 y eso es lógico, ya que su creador quiso que volvamos a sentir las mismas sensaciones que tuvimos en su momento. Así que nos encontramos con un juego de terror espacial y de acción en tercera persona, en que el combate cuerpo a cuerpo y la exploración son sus principales bases.

Un control muy bien pensado

Con respecto al control de nuestro personaje, he visto que ha recibido algunas críticas. A mí me gustó mucho y me pareció bastante original. La mecánica se basa en esquivar con el stick izquierdo para un lado o para el otro, de acuerdo a como viene el ataque hacia nosotros. Si lo hacemos en el momento correcto, vamos a tener una ventana de tiempo para poder atacar. También vamos a poder atacar de forma directa, pero básicamente la mecánica va de esperar a que nos ataquen, esquivar o bloquear y después contraatacar. Según se avanza en la aventura, las posibilidades de nuestro personaje van a ir aumentando, no solo con combos en los ataques directos, sino también en disparos a larga distancia que se van a poder combinar con los golpes a corta distancia. Más adelante en la aventura vamos a recibir un guante que nos permitirá usar la telequinesia y con él, vamos a poder atraer objetos y enemigos, los cuales los vamos a poder lanzar. Este guante nos permitirá romper algunas rejas para ingresar a ciertos lugares que, sin este, sería imposible hacerlo. 



Saber utilizar y combinar estos ataques será fundamental para poder progresar en la aventura, ya que se trata de un juego con una dificultad bastante alta. Lo jugué en la dificultad normal y tengo que decir que me ha costado bastante en algunos momentos. Igual creo que este es un punto a favor; el hecho de sentir que te pueden matar en cualquier momento, genera una tensión que va de la mano con la historia y la ambientación.

Un buen argumento con mucho misterio

El argumento de The Callisto Protocol es otro de los puntos altos de la aventura. Interpretamos el papel de Jacob Lee, un piloto de carga que se encuentra en su último viaje desde Europa hacia Callisto, la luna muerta de Júpiter, que injustamente termina encarcelado sin ninguna explicación.



En Callisto hay una prisión en los que se encuentran los criminales más peligrosos del sistema solar y está custodiada por guardias de seguridad fuertemente armados y robots, de tal manera que nadie pueda escapar y, para colmo de males, la temperatura en la superficie es de 139 grados bajo cero.

Como es obvio, nuestro objetivo será escapar de la cárcel, pero en nuestra travesía vamos a cruzarnos con todo tipo de criaturas y pasaremos por situaciones de lo más aterradoras, por lo que salir de esta prisión será una misión prácticamente suicida.



Lo mejor del argumento es la forma en que la van contando; muy de a poco nos vamos enterando de quien es realmente nuestro personaje y por qué terminamos en esa prisión. La historia se va poniendo más compleja a medida que vamos avanzando en ella y se vuelve realmente interesante, con varias sorpresas y giros de guion que pueden sorprender. Es fundamental leer los numerosos archivos y escuchar las grabaciones de audio que vamos a ir encontrando por el escenario; sé que para algunos puede resultar tedioso, ya que nos rompe un poco el ritmo de juego, pero es necesario para poder entender bien la historia.

Tampoco en nuestra aventura vamos a estar solos porque vamos a poder interactuar con varios personajes, ya sea de forma personal o por medio de nuestra radio. Algunos cumplen roles fundamentales en la historia que se nos quiere contar.



Una ambientación espacial muy lograda

Uno podría pensar que al tratarse de una aventura en tercera persona, el juego no daría tanto miedo como si lo fuera en primera, pero no es tan así, ya que se nos permite ver cómo nuestro protagonista, es atacado con unas animaciones de muertes dignas de mencionar. Durante la aventura vamos a ver como nuestro protagonista, se ensucia tanto con el entorno como con la sangre que salpica de las personas y criaturas, de las cuales deberemos defendernos. Si hay algo que no se le puede acatar a esta aventura, es la falta de gore.



La exploración es lineal, no esperen grandes escenarios donde perderse y no saber por dónde ir, acá pese a que no contamos con un mapa o indicadores que nos digan hacia donde hay que dirigirse, siempre vamos a saber cuál es próximo lugar donde ir. Solo en algunos momentos podemos desviarnos por otros caminos, pero son para obtener algunas recompensas en créditos, piezas de equipo y grabaciones. Como ventaja de que estos escenarios sean pequeños y lineales, es que todo se sienta más tenso y claustrofóbico. La ambientación es excelente, con un diseño artístico de mucha personalidad. Para destacar, el uso de la iluminación y las sombras, que en conjunto a un sonido ambiental muy bien logrado, hace que nuestro paseo por la prisión de Ferronegro sea una experiencia que difícilmente olvidemos. Recomiendo jugarlo de noche con unos buenos cascos o como en mi caso, con una buena barra de sonido; así la experiencia gana muchos enteros.

Una experiencia audiovisual de “casi” nueva generación

En lo que respecta a los gráficos, no tengo quejas, pese a ser intergeneracional y usar el Unreal Engine 4, el juego es visualmente impactante, con muchos momentos impresionantes y mención especial a los personajes, los cuales son prácticamente fotorrealistas.



Lo jugué en una Xbox Series S en una tele de 55 pulgadas Qled 4k con el HDR activado y la experiencia fue fluida y con una muy buena calidad de imagen. Solo en algunos momentos puntuales algunas texturas tardan en cargar y puede tartamudear unos instantes, pero nada que arruine la experiencia y que no se pueda solucionar con algún futuro parche.

Del uso de la iluminación y las sombras ya hablamos, pero no quiero dejar de destacarlo. Son fundamentales en cómo se ve el juego y en la ambientación que generan. Con respecto al sonido, es sensacional, nos mantiene en tensión constante, con ruidos que se escuchan por todas partes y dando sensación de miedo de forma permanente. Lo único que no me gustó es que esté en español castellano y no latino. Eso sí, se puede poner las voces originales en inglés y subtítulos en español, lo cual da una calidad mayor y mejores actuaciones de voz.



Conclusiones

The Callisto Protocol es todo lo que prometía ser y esperaba. Un juego de terror en el espacio que toma todo lo bueno que tenía Dead Space, aprovechando todo lo que se puede hacer en la actualidad sin por eso complicarse. Es de esos juegos que ya no se hacen y que se extrañan, sin escenarios enormes donde perdernos y con mil cosas secundarias para hacer. Un juego lineal, entretenido, con mucho gore, y una historia y ambientación que atrapan desde el comienzo. Merece que le vaya bien y sea jugado por todo fans de los survival horror clásicos. Espero pronto escuchar hablar de una continuación.




No hay comentarios.