"

Análisis: Forza Horizon 5, el festival definitivo.

Análisis: Forza Horizon 5, el festival definitivo.
Análisis: Forza Horizon 5, el festival definitivo.


Forza Horizon 5 es un no de los juegos más esperados del año, y junto con Halo Infinite la apuesta más importante de Xbox para este año. La gente de Playground Games no la tenía nada fácil después de la espectacular cuarta entrega, pero vuelven a superarse con una entrega que pese a ser continuista, nos propone sumergirnos en una hermosa México para divertirnos a lo grande conduciendo.



Empecé a jugar a esta saga con su segunda entrega, aquella me cautivo por su bello mundo abierto ambientado en la región sureste de Europa, una excelente selección de temas musicales  y su ajustada jugabilidad, luego vino la tercera entrega ambientada en Australia que supero en todo a la entrega anterior, con travesías todo terreno, un mapa más variado, extenso y repleto de modos de juegos. Esta tercera entrega fue un punto de inflexión y termino de definir a la franquicia, ya no como un spin off de Forza Motorsport sino como uno de los juegos insignias para Microsoft. Con Forza Horizon 4 se llego a la cima, a todo lo bueno de las anteriores entregas se le sumo el cambio de estaciones, haciendo que el mapa cambie totalmente de una estación a otra aportando una capa extra de jugabilidad. 

Así que la gente de Playground Games no la tenía fácil, y es que FH4 era un juego casi perfecto, llegando a un techo muy difícil de superar. Y la verdad es que Forza Horizon 5 no logra sorprendernos, pero mejora el único aspecto que no cuadraba del todo en la cuarta entrega, su mapa. Gran Bretaña no era tan variada ni tenía tantos contrastes como lo era Australia en la tercera entrega, con la salvedad del ya mencionado cambio de estaciones. Y justamente eso es lo que nos vienen a dar en esta nueva entrega, México es un país con mucha personalidad, con una variedad enorme de ecosistemas y regiones muy diversas, y es la verdadera protagonista del juego.



Viva México

La novedad más destacable de esta entrega es sin dudas es el nuevo mapa. Ya desde su presentación saltando de un avión arriba de un AMG Mercedes One se nos va a ir presentando México con todo el esplendor.

México es el entorno más grande de la saga, un escenario bellísimo y variado, y que aunque hayamos jugados horas, nos vas seguir sorprendiendo con algo nuevo. Y eso es por contar hasta con once biomas diferentes, en los cuales vamos encontrarnos con campos, bosques, desiertos, junglas, hermosos pueblitos y hasta templos aztecas, con especial mención a la subida hasta el volcán la Caldera. Es como que todos los tipos de paisajes de las entregas previas estuvieran metidas aquí, con el añadido de los biomas.



La representación de la cultura mexicana está  presente en todo momento, la ciudad de Guanajuato está perfectamente recreada, los pueblitos con sus iglesias, los diferentes murales con los que nos cruzamos, las estaciones de radio y sus músicas, todo nos hace sentir como si realmente estuviéramos de visita por dicho país.

A todo esto hay que sumarle los fenómenos climatológicos extremos, como una niebla tan densa que no nos va a dejar ver prácticamente nada, fuertes tormentas tropicales o las muy promocionadas tormentas de arena, siendo estas últimas las más espectaculares. Estos cambios estacionales no afectan a todo el mapeado de la misma forma, ya que dependerá del ecosistema en el que nos encontremos.



El placer de conducir

La conducción en este juego es perfecta, en esta quinta entrega se nota que es un pelín más simulación que la entrega anterior, con autos que les cuesta más doblar y que se van más de cola sino agarramos bien la curva. Eso sí, sigue siendo muy configurable y adaptable a cualquier tipo de jugador, pudiendo activar ayudas como el control de tracción, de estabilidad y el ABS. Además, tenemos el rebobinado, distintos niveles de daño y poder ajustar la inteligencia artificial de los rivales entre nueve niveles. 

Lo que no hay que olvidar es que FH5 es un arcade, pues el mapa es un lugar donde podemos dar rienda suelta a todo lo que queramos hacer. Casi todo lo que hagamos con nuestro coche nos va a ir sumando puntos, y siempre tenemos la sensación de estar haciendo algo.



Igual que entregas anteriores, encarnamos a un conductor que es parte de la organización del festival Horizon, pero en este caso venimos de triunfar de Reino Unido y somos toda una celebridad. Acá todos nos conocen y quieren vernos competir. Nos vamos a cruzar con una inmensa cantidad de pruebas, vamos a conducir un hermoso escarabajo, correr carreras en carretera o fuera del asfalto, incluso carreras extensas que nos van a hacer recorrer los lugares más hermosos de México, la diversión nunca para en FH5.

Unas de las quejas que recibió la cuarta entrega, es que todo el contenido estaba muy desorganizado y eso afectaba a la progresión, no estando claro que es lo próximo que teníamos que hacer. En esta nueva entrega se intenta que este todo mejor ordenado. Aunque se sigue viendo un mapa repleto de iconos, se nos marca de forma más clara el objetivo más interesante que debemos hacer para progresar en el juego.



Un horizonte conocido

Tengo que ser sincero, es la primera vez que juego a un Forza Horizon y no me genera ese factor sorpresa que siempre me genero la saga. Cada juego fue incorporando algo nuevo, acá se intenta hacerlo con las condiciones climáticas extremas pero no generan el impacto que generaban los cambios de estaciones del FH4, que acá también se encuentran pero no son tan notorias.

Con respecto a los modos de juego, FH5 no incorpora grandes novedades, es más bien continuista en sus modos de juego. Las novedades vienen del lado de las Expediciones y las historias de México. En las Expediciones tenemos desde carreras a través del campo hasta callejeras, y las tenemos en cada inauguración de una zona nueva. Las Historia de México pese a tener algunas pruebas ingeniosas, en mi caso se me hicieron un poco aburridas, pero son una forma de desconectar un poco de tantas carreras y conocer lugares hermosos del mapa.



Tal vez lo más destacable sea el EventLab, que le permite crear a la comunidad crear circuitos y eventos, pudiendo alterar las reglas y crear eventos de lo más alocado. Las posibilidades de este modo son enormes y solo queda esperar con que nos va a sorprender la comunidad. 

Pero más allá de las pocas novedades, es el Forza Horizon con más contenido de la saga, con una cantidad inmensa de cosas para hacer en solitario, con todo tipo de carreras en diferentes superficies, pruebas de temporada, búsqueda de coches abandonados, romper carteles, pasar por los velocímetros, eventos especiales, ect., y si a eso le sumamos el componente online, con pruebas Arcade, Battle Royale y los cara a cara, tenemos juego para mucho pero mucho tiempo.



Montones de coches para disfrutar

Pero esto se trata de conducir autos, y si en algo no defrauda la saga es en la enorme cantidad de autos que nos pone a disposición para manejar, que en este caso son más de 500, con muchos más que se van obteniendo en eventos semanales, los autos abandonados o en el Forzathon que se nos indicará en el HUB. 

También cabe recordar que se incorporarán muchos más de forma gratuita, por medio del pase de temporada y de dos futuras expansiones. Pero más allá de estos, con los que ya vienen de serie son más que suficientes y de lo más variados, como el AMG Mercedes One y la Ford Bronco que manejamos en la introducción. Como novedad ahora también podemos dejar coches de nuestro garaje como regalo para otros jugadores, ya sean amigos o gente de la comunidad.



Audiovisualmente sigue impactando

No hubo un Forza que no se supere sea a nivel técnico en cada entrega, y Forza Horizon 5 no es la excepción. Pese a ser un juego intergeneracional, el juego es impecable gráficamente, en nuestro caso lo probamos en una Xbox One X y pese a que se nota que no fue programado específicamente para esta máquina como la entrega anterior, el juego luce realmente espectacular. No llega a impactarnos como lo hizo en su momento Forza Horizon 3, pero hay mejoras en la iluminación, en el cielo el cual está armado por fotografías reales en 12k y en la densidad de la vegetación, todo lo demás es muy similar a la entrega anterior, que ya había llegado al techo técnico de las One, con una representación perfecta de los autos con todo lujo de detalle y unos reflejos que pese a no contar con Ray Tracing en las Series son impresionantes. No tengo dudas que es juego de mundo abierto más espectacular gráficamente que existe y solo es él punta pie inicial a los juegos de mundo abierto de la nueva generación. 

En el caso de la Xbox One X, el juego corre a 4k y 30 fps súper estables en todo momento, los 60 fps quedan para las versiones Series, pero aquellos que tengan una One no tiene de que preocuparse el juego tiene muy buen rendimiento. Donde sí se nota una gran diferencia es en los tiempos de cargas, ya que estos son más acusados que en FH4 y se nota que es un juego programado pensando en las virtudes de las unidades de almacenamiento SSD con las que cuentan las Series. También note que algunas texturas tardan un pelín en cargar, pero nada que arruine la experiencia.



En el apartado musical no hay ningún reproche, vuelven todas las emisoras de las entregas pasadas, que nos permiten disfrutar de 113 temas de todos los estilos musicales, muchos de ellos latinos que reflejan muy bien el lugar donde nos encontramos. Lo único que me afecto a título personal, es que en esta edición no haya temas de la banda británica Chvrches que siempre me acompañaban tan bien en las travesías.

En lo que a sonidos se refiere, hay un trabajo excelente en los motores, notándose muy bien las diferencias entre cada tipo de coche, la representación del sonido de ambiente también es para destacar, la lluvia, el viento, el eco al entrar a un túnel, el ruido cuando entramos a la jungla, con una mención especial al sonido de las tormentas de arena, todo un espectáculo para los oídos.

El juego llega doblado al mercado latino, con muy buenas voces que recrean muy bien el ambiente en el que nos encontramos. El único reproche es que a diferencia de la entrega anterior, no figura la pronunciación de mi nombre, conformándome con que me llamen simplemente Leo.., espero que lo vuelvan a poner en futuras actualizaciones.

Una obra maestra

No voy a repetirme con lo que ya les vine comentando del juego.  Voy a ser contundente,  Forza Horizon 5 es mejor juego de conducción de mundo abierto de la historia, y un firme candidato mío a juego del año, aunque increíblemente sabemos que no fue nominado. No puedo decir que me haya sorprendido como entregas pasadas, pero no deja de ser un juego en donde lo más importante es conducir y lo eso lo hace de forma magistral. Playground Games lo ha vuelto a hacer, y nos entrega un juego enorme en todo el sentido de palabra y que nos ilusiona con el futuro de esta franquicia ya pensada en exclusiva para la nueva generación.

Lo bueno

  • México es espectacular y el mejor mapa de la saga
  • Enorme cantidad de contenido para jugar solos o acompañados
  • Más de 500 coches de inicio
  • Mejoras en el sistema de progresión y en cómo se representa en el mapa
  • La dificultad y el control de los vehículos se puede adaptar a cualquier tipo de jugador
  • Gráficamente es espectacular
  • Lo fluido que va el juego en Xbox One
  • El nuevo modo EventLab puede dar mucho de si

Lo malo

  • No logra sorprender como entregas pasadas
  • Las historias de México se tornan aburridas
  • Tiempos de carga muy largos en Xbox One

PUNTUACIÓN:  95 “Juegazo”



1 comentario:

  1. Buen análisis para un juego sorprendente. La gente usará éste apartado para comentar algún artículo? Sería interesante leer que oiensan de los artículos escritos aquí.

    ResponderBorrar